Search

Rss Posts

Rss Comments

Login

 

Conocimiento de sí mismo

Sep 04

Al comenzar cada día, ha de tomar lo mejor de
sí mismo para empezar con ello la jornada, Sus
virtudes, sus nejores triunfos, sus mejores mo-
mentos; olvidado los errores y fracasos pero
conservando su experiencia. El ha de profundi-
zar en sí mismo para comprender que su verda-
dera naturaleza es perfecta e inmutable y que
solamente lo bueno y positivo es verdadero en
todo el bagaje de vida que lleva.
El ha de comprender así que todo lo malo e imper-
fecto son mánifestaciones transitorias qué han de
ir quedando atras en el constante perfeccionamien-
to de sí mismo., para dejar sólo lo perfecto, y puro,
que  son su verdadera esencia. Y esa esencia suya es
la que el hombre ha de tomar para empezar cada
nuevo dá. Durante la jornada diaria, el hombre ha de
recordar esto siempre, y escuchar la Voz Interior del
YO Superior consciente que le hable en todo cuanto lo
rodea, y constantemente le recuerde su verdadera
naturaleza y el significado de la existencia, que ha de
ser la constante manifestación de esta su esencia en su
pensamiento, palabra y obra.
Y cuando el día ha terminado, ha de examinar el hom-
bre su conciencia y buscar el por qué de sus obras,
para conocerce a sí mismo; o más exatamente para
conocer a esa personalidad transitoria animada ahora
por el Espíritu perfecto e inmutable.
El ha de comprender que los aspectos negativos de su
personalidad son falsas manifestaciones ilusorias de
la perfección espiritual, y que ha de ir destruyendo
errores y defectos como ilusiones que son, buscando
cada vez más plena total manifestación del espíritu en
toda su pureza: Este análisis de sí mismo no ha de
hacerlo con criterios ajenos o convencionales, sino con
la Sabiduría de su propia Conciencia, pues ella es al
fin y al cabo la que da el relativo valor a las cosas
de la vida, y es ella la que rendirá las cuentas al
final de la jornada por la tierra. La Conciencia del
hombre es su propio juez y su propio Verdugo.

-palabras de maetros

Deja tu Comentario