Search

Rss Posts

Rss Comments

Login

 

Trabaje más con menos fatiga

Mar 02

Encotre este articulo y me parecio muy intere-
sante para todos, ya que siempre es bueno re-
cordarlo.
Si usted desea que su trabajo le rinda más y le
fatigue menos, es conveniente que sepa qué
hay de cierto o de falso con las aseceraciones
siguientes. Tal vez las respuestas contraigan
algunas de las creencias más firmes que usted
tenga al respecto.
Media hora de siesta vale por tres de
sueño durante la noche.
Sierto. Si usted echa una siesta después de
almorzar o antes de cenar, necesitará dormir
menos por la noche. Los especialistas afirman
que para algunas personas eso equivale a las
tres horas de sueño que anteceden al despertar
por la mañana. Probablemente las personas que
se jactan de dormir pocas horas son las que
duermen siestas.
Es más importante descansar bien
dormir mucho.
Cierto. El reposo tranquilo surte efectos repara-
dores. Aunque usted sólo haya dormido pocas
horas por la noche, amanecerá descansado si ha
reposado tranquilamente durante ese lapso.
Sin embargo, quienes padecen de insonio rara
vez reposan, poerque se lo impide la preocupación
de no poder conciliar el sueño, y porque esa preocu-
pación no les deja dormir.
Los problemas pequeños nos agotan tanto
como los grandes
.
Cierto. Principalmente por nuestra incapacidad
de presisarlas y resolverlas, muchas mortificaciones
insinificantes, cuando se acumulan, suelen dejarnos
exaustos. Los regaños constantes también producen
ese efecto. En cambio, cuando se presenta un conflicto
grave, del que se tiene plena conciencia, ponemos
todos nuestros recursos en defensa nuestra.
Los pies descansan si los colocamos en alto.
Cierto. Nos refresca el reposar diariamente durante
diez minutos con los pies a la alturade la caderas.
Los pasatiempos tranquilos nos dejan más
descansados.
No siempre es cierto. Muchos especialistas aconsejan
que para conseguir un descanso prolongado, no sere-
curra a los pasatiempos sedentarios, como la televisión
la radio y la computadora, sino aquellos que obliguen a
laactividad tanto de la mente como del cuerpo. Son con-
sejables la jardinería, los deportes,las decoración de in-
teriores o cualquier otro pasatiempo que nos requiera
“participar”.
Desconfiemos de las resoluciones tomadas al
finaldel día.

Cierto. Es preferible dejar pendientes las resoluciones
para la mañana siguiente, cuando se está descansando.
Es probable que por la mañana llegaremos a conclusio-
nes diferente de las que concebimos la noche anterior,
cuando estábamos cansados.
Los gastos excesivos provocan cansancio.
Cierto. El haber comprado algo que constituye un
desenbolso mayor que nuestros recursos económicos
suele dejarnos una sensación de cansancio. Esto se explica
porque la incertidumbre y la inquietud nos ocacionan un
desgaste de energíaas nerviosa y muscular equiparable al
desgaste que viene del ejercicio corporal violento.
Es preferible acostarse temprano y madrugar.
No es regla general. Hay a este respecto dos clases de
personas. Las que trabajan mejor en las primeras horas
del díaa, porque duermen mejor en las primeras horas de
la noche; y las que se desenpeñan mejor por la trarde o
en las primeras horas de la noche, porque duermen mejor
en la madrugada. A estas últimas les conviene más tra-
bajar tarde y levantarse tarde.
Produce más fatiga el estar de pie que el andar.
Cierto. Cuando andamos, cada pierna descansa alterna-
tivamente; al estar de pie, ambas soportan el peso del
cuerpo. Por otra parte, hacer cola fatiga más que per-
manecer de pie, por la impaciencia.
Es preferible hacer primero las tareas que nos
disgustan.
Cierto. Debemos comenzar resueltamente por las tareas
más enojosas. Cuando dejamos un trabajo molesto para
depués, se acumulan dos cansancios; el de temerlo y el
de hacerlo. Si realizamos primero lo dificil, el resto nos
parecer más ligero.

Deja tu Comentario