Search

Rss Posts

Rss Comments

Login

 

¿Cómo sobrevivir al 2010?

Apr 05



Enviado  por correo electronico y me pareció
ideal para compartir con ustedes, ya que es una
realidad y deja una  reflexción muy importante.
Tips para un año intenso y sorpresivo

Comencé a escribir esta nota la tarde del viernes
26 de febrero, horas antes del terremoto en Chile.
Quedó hasta el párrafo que anuncia los tips:
“Pero esto no es una amenaza…”   Y aunque el título
hoy me parece casi frívolo en medio del dolor de
nuestro país, también considero que el contenido ahora
cobra más sentido que nunca.
Jimena, Zúñiga, Guía Astrología
Lunes 8 de marzo de 2010 12:50 

Desde el principio este 2010 ha revelado su intensidad.
Ahí está la crudeza del terremoto en Haití que remece
a la humanidad y nos recuerda lo frágiles que somos, lo
efímero de todo lo material y la gran capacidad de ayuda
que puede nacer en nosotros. Y luego están las intensas
lluvias en Perú, Uruguay, Portugal. La insólita
hola de frío en Europa, con nevazones en Italia
y  la peor tormenta de nieve en Estados Unidos
desde 1884. Pero –sin ánimo de asustarnos- esto es sólo una
muestra de lo que podremos vivir. El 2010 tiene importantes
movimientos planetarios que no sólo provocarán –
en algunos casos- sacudidas de la naturaleza reclamando su
espacio y mostrando su fuerza única.  También nos harán
una invitación obligada a cambiar por dentro.
Sí, el 2010 nos recordará a cada instante que no tenemos el
control de nada externo. ¿Pero por qué los astros se ensañan
con nosotros este año? Ja. No sólo este año. Hace rato que
lo vienen haciendo, pero nosotros y nuestros egos no hemos
querido escuchar. ¿Qué cosa? El 2010 nos dará un ultimátum:
o nos conectamos de verdad con nuestras almas, es decir:
con el amor (personal y colectivo, hacia toda la humanidad), la
calma, la calidad de vida más allá del dinero, la sabiduría de la
naturaleza, la creatividad, la alegría; o sufriremos más de lo nec-
sario y perderemos oportunidades. En otras palabras, este año
o entendemos que la felicidad definitivamente no está afuera,
en cosas materiales, estatus, seguridad económica, una relación,
un trabajo, etc., sino que es un estado personal compuesto de
una constante paz interna que todos llevamos dentro, pese al stress
y al bombardeo mediático que nos incita a desear más y más;
o reprobaremos el año con fuertes pruebas como enfermedades,
pérdidas económicas, cambios obligados, expectativas no cumplidas…
Pero esto no es una amenaza. Es una gran oportunidad de vivir una
vida distinta. Por eso, aquí van algunos tips para sobrevivir a la agitación
del 2010.
Agradecer: Demos gracias constantemente y especialmente
al despertar y al anochecer, por todo lo que tenemos. Desde nuestras
facultades personales hasta nuestra salud, pasando por las redes
afectivas y lo material. Agradecer infunde buena energía a la vida, hace
que valoremos lo cotidiano y aumente nuestra felicidad incluso en momen-
tos difíciles.
Practicar la flexibilidad: El 2010 no es nuestro enemigo,
al contrario, puede darnos muchos regalos y frutos. Pero no manejamos
los tiempos en que llegarán ni el cómo. Por lo tanto, seamos flexibles
frente al destino, hagamos los cambios necesarios, aprendamos a esperar
y aceptemos que el control remoto con suerte sirve para la TV.
Contactarse con la naturaleza: Volver a ambientes más puros y natu-
rales provoca paz y conexión con nuestro poder interno. La energía de la
naturaleza puede ayudarnos no sólo a descansar, también a tomar su
fuerza para los desafíos 2010. Escucharla, sentirla, olerla, respirarla,
palparla y permanecer aunque sea por unos minutos en ella es una gran
inyección de vitalidad que tenemos que recordar. 
Silencio: Junto con lo
anterior, permanecer unos minutos en silencio diariamente o al menos
una vez a la semana puede darnos poderosas respuestas. Nuestra propia
sabiduría –algo esencial este 2010- puede aflorar cuando respiramos
y nos quedamos en off con conciencia. Evitar la dependencia extrema
de la tecnología: Imaginar nuestra vida sin celular y sin Internet
(ojalá después que usted termine de leer esto, claro) no sólo es similar
a lo que algunas predicciones anuncian. En el 2010 habrá poderosos
avances tecnológicos, pero también “caídas del sistema”, ojo. Esto es una
oportunidad, todos tenemos telepatía e intuición. A modo de juego, piense
en alguien, concéntrese en que se comuniquen; muchos podrán sorpren-
derse de cómo el destino los pone en contacto. 
Menos excesos:
El 2010 nos quiere a todos despiertos, es decir, con conciencia para pro-
vocar cambios en nuestras vidas, para protegernos o para darnos cuenta
de lo que nos hace daño y de aquello que realmente necesitamos.
Por lo tanto, menos comida, bebida, humo, azúcar, compras, stress,
trabajo, vida social vacía, parafernalia, ruido, etc.
La adicción a la adrenalina será castigada por el 2010, mientras que
el equilibrio será premiado. 
Espiritualidad: No necesita volverse
devoto de nada, sino conectarse con su alma, con la luz que lleva
dentro, con su espíritu o chispa divina; con sus ancestros, maestros,
ángeles; como usted prefiera llamarlo. No es religión, es entender que la
vida no es sólo racionalidad o cuerpo físico, es sentir y entender que
su existencia, con todos sus dolores y alegrías, tiene un sentido espi-
ritual de mejorar interna y colectivamente. La vida -le cuento- no es
estudiar, trabajar, casarse, tener casa, familia, dinero en el banco.
Si nos conectamos con la espiritualidad podremos descubrir qué hay
otros logros y felicidad mucho más duraderos. Además, eso nos per-
mitirá entender que no estamos solos y que podemos pedir ayuda
al Universo o a cualquier figura sagrada en la que usted crea, o a la
sabiduría de su propia alma. La vida tiene magia y milagros, ¿sabía?

Trabajar el cuerpo: Muévase de su sillón y camine. Si además quiere
ir a un gimnasio, bailar, nadar, ser ciclista, practicante de yoga o tai chi
y hasta deportista de elite, el 2010  lo aplaudirá. Este año trae mucha
energía y fuertes emociones que serán muy bien canalizadas por actividad
física. Si quiere compensar con masajes, reiki, baños de tina o terapias
varias también será una buena opción. Recuerde, el 2010 nos quiere
conscientes y el cuerpo es un vehículo para estar despiertos y centrados.
Respirar profundamente también ayuda.
Humildad: ¡Uff, qué gran
tarea de este año! Primero reconozca que usted –como todos- es frágil
y esta es su grandeza: asumir que no podemos con todo. Segundo,
entienda que puede equivocarse y que eso es parte del aprendizaje.
Tercero, no insista si el destino le niega algo, es decir, acepte si no lo
llaman para un trabajo, si una relación amorosa no funciona, o si no logra
comprarse el auto o casa que quiere. Acepte y espere. Si quiere inténtelo
de nuevo después de una pausa, y si vuelve a fallar, entienda que tiene que
cambiar de rumbo, pues si insiste lo pagará muy caro, ojo.

AMOR: Lo pongo en mayúscula y al final para que quede en nuestro
recuerdo, pues es lo más importante. Pero no el de Hollywood –neurótico,
irreal y posesivo-, sino el verdadero. Este es el gran antídoto para los fuertes
y desafiantes hechos que ya vivimos y otros que se avecinan este año,
el AMOR que llevamos dentro. Recordar que bajo la rabia, la envidia,
la avaricia, el apego, la agresividad, el abuso, el miedo, la desconfianza, la
negatividad… Bajo todo eso usted y todos los seres del planeta llevan amor
en su corazón y eso es lo único imperecedero. Por lo tanto este año siéntalo,
repártalo, deséelo para otros -especialmente para los que sufren o hacen
daño, sí para sus enemigos también-, convóquelo y entienda que si usted
actúa con amor en su cotidiano eso se multiplica, pues el 2010 quiere que
entendamos de una vez por todas que todos nos afectamos, nos necesita-
mos y somos iguales: cada habitante del planeta sufre, pero también todos
llevamos dentro esa energía noble y pura en el pecho que puede hacernos
renacer. Para cerrar, temo decirle que aún no hemos visto nada de este
2010, por eso respire, confíe y agradezca, tenemos el privilegio de
ser protagonistas de un año memorable en la conciencia de la humanidad y
para eso hay que comenzar a cambiar ya.

Bueno a mi en titulo personal solo me resta decir gracias .
Bendiciones a todos; besos Tesy

 

 

 

 

Deja tu Comentario